El poder de la hidratación

Seguramente en más de una ocasión, cuando te has decidido a hacer dieta o simplemente te ha dado por leer algunos consejos sobre nutrición, te habrás encontrado con el clásico consejos de que hay que beber, por lo menos, 2 l de agua al día. Además, esta cantidad de agua dependerá de nuestra actividad: por ejemplo, un deportista consumado es casi seguro que necesitarán más de esta cantidad de agua.

Esto puede parecer un dato secundario, pero, a la hora de la verdad, no lo es en absoluto.

El hecho de hidratarnos correctamente ayudará a que nuestro cuerpo sea capaz de poder desarrollar sus funciones básicas. Si le falta agua, podemos empezar a tener diferentes problemas que afectan a todos los sistemas: desde el diurético, hasta nervioso, al respiratorio…

Por otra parte, tienes que saber que el agua es capaz de disolver hasta aquella grasa localizada más complicada de poder eliminar. Básicamente lo que va haciendo es, cada vez que la ingerimos, acceder a la zona en donde se encuentra y proceder a disolverla para que finalmente sea eliminada por los mecanismos naturales de nuestro organismo.

Ahora ya sabes cómo funciona el poder de la hidratación en nuestro cuerpo.

Leave a Reply