Algunos beneficios del té

Una de las creencias erróneas más extendidas es que el té solo tiene consecuencias negativas para el organismo. Es cierto que si se consume en exceso puede llegar a ser así, pero beber una o dos tazas diarias solo se traduce en ventajas muy interesantes.
Podemos encontrar muchos tipos distintos de te y, lo mejor de todo, es que cada uno tiene unas propiedades de lo más interesantes. Te vamos a ayudar a identificar las ventajas de cada uno de los tipos para que decidas cual vas a incorporar a tu dieta habitual.

Té negro

Este te es uno de los más consumidos del mercado: cuenta con un aroma de lo más característico y un sabor que es muy sencillo de identificar Tiene un papel fundamental a la hora de reducir la posibilidad de que se produzcan enfermedades relacionadas con el corazón. Para ello contribuye a evitar que el cuerpo siga absorbiendo más colesterol y triglicéridos.
También es un buen remedio que se encarga de eliminar la diarrea y la posibilidad de sufrir cualquier tipo de cólico.

Té verde

Este té se extrae directamente de la misma plata que el anterior, por lo que sus ventajas son bastante parecidas. No obstante, este té ha sido menos tratado que el anterior por lo que tiene mejores propiedades antioxidantes para el organismo.
Está demostrado que ayuda a reducir y prevenir el hecho de que se formen coágulos que no sean normales. También está implicado en procesos para equilibrar el nivel de azúcar sanguíneo y en la mejora de la fortaleza ósea.
Una de las propiedades que comparte con el té negro, es que nos ayuda a reducir el nivel de colesterol. Si estás pensando en hacer dieta, no dudes en incluirlo en ella.

Té rojo

Este tipo de té ha sido mucho más tratado que los demás (de hecho, sufre una doble fermentación que es lo que realmente consigue ese sabor tan especial y característico). Por ello se obtiene una gran cantidad de teína.
Se consigue una mayor estimulación, por lo que es recomendado consumirlo con moderación. También nos puede ayudar a tratar algunos problemas del humor (depresión, mal humor, melancolía u cualquier otro aspecto relacionado con la tristeza).
También tiene un poder desintoxicante: elimina sustancias tóxicas en el cuerpo mejorando la salud del organismo.

Té blanco

El “té blanco” se caracteriza por tener mejores propiedades antioxidante que las opciones anteriores. Se utiliza para prevenir el envejecimiento: de hecho, este té muchas veces se caracteriza como “té belleza” precisamente por lo tensa que es capaz de dejar la piel durante más tiempo.
También es importante conocer que es el que menos cafeína de los tres tiene; a pesar de que hay que tomarlo con moderación, tiene mucho pocas posibilidades de provocar una contraindicación.
Lo pacientes que sufren “artritis reumatoide” lo suelen tomar porque les ayuda a reducir la inflamación que provoca este tipo de enfermedad en ellos.

Leave a Reply